HAZ HOY TU PEDIDO Y MAÑANA LO TIENES EN CASA, ENVÍO GRATUITO POR PEDIDO SUPERIOR A 70€

QUIÉNES SOMOS

 
       
                           
  

Después de más de un año recorrido, queremos recapitular y contaros cómo ha sido nuestra historia y quiénes somos nosotras.

Somos gemelas y como tales tenemos  un vínculo difícil de describir, digamos que algo especial.

Para que os hagáis una idea, la primera vez que hicimos algo separadas fue cuando nos aventuramos en el mundo laboral, no todo empezó con este maravilloso proyecto. Esto llegó después, cuando decidimos ser valientes, porque tenemos claro que lo único que verdaderamente se pierde en la vida son oportunidades y sabíamos que esta era la nuestra. Nuestra oportunidad de trabajar juntas, de poder tener un proyecto en común, y además en un mundo que nos apasiona y nos inspira a diario.

Desde muy pequeñas disfrutábamos diseñando nuestras propias prendas, para así poder diferenciarnos y fue ahí cuando descubrimos lo que era para nosotras un nuevo "hobby". Pero llegó un momento en el que nos planteamos hacerlo en serio y convertir nuestro sueño en algo real y sobre todo, en algo diferente.

Ahora, después de más de un año, podemos decir que somos hermanas, gemelas, amigas, socias y que juntas hemos conseguido que Denim Hall se convierta en lo que es a día de hoy.

Al principio, todo fueron dudas, preguntas sin respuesta, desde el nombre de la marca, hasta descubrir todas las desventuras por las que tiene que pasar un emprendedor cuando quiere crear algo nuevo. Preguntas que a día de hoy respondemos sin pensar, pero que en aquel momento parecían indescifrables.

A pesar de todos los reveses y adversidades que hemos tenido que ir superando  poco a poco, hemos aprendido que de cada mala decisión se puede sacar una moraleja y sobre todo, como dicen, en esta vida no vale rendirse. Que nuestro mejor maestro es nuestro último error, y que el fracaso debe ser considerado siempre una oportunidad.

Así cada día nos hemos vuelto más exigentes con nosotras mismas, para aprender a escucharos mejor, a todos vosotras, las que habéis hecho esto posible.

Nos gustaría contaros todos los pantalones mal tallados, las producciones insuficientes, los rotos, los descosidos o los desteñidos con los que hemos tenido que lidiar y que han formado parte de nuestro día a día durante todo este año,  pero el objetivo de esta carta no es este. El objetivo es que sepáis la historia real  que hay detrás de nuestra marca. Es que conozcáis mejor a ese par de gemelas que al principio sólo contaban la una con la otra  para darle vida a un par de vaqueros. Que empezaron con una  idea entre risas que hoy se ha hecho real.

Después de un año y medio, podemos decir que hemos disfrutado de cada paso, de cada venta, de cada pop-up, de cada viaje en búsqueda de telas nuevas, de cada shooting, de cada producto agotado. Un camino de altibajos, donde pasábamos del llanto a la risa en un segundo, pero que sin ninguna duda ha merecido la pena.  

Son innumerables los recuerdos únicos que tenemos. Como fue hacer nuestro primer pop up, aquél en el que nos dimos cuenta  que realmente lo que hacíamos era algo diferente, aquél en el que  vendimos toda la producción en sólo dos días,

Por último, no gustaría cerrar esta carta añadiendo dos cosas. Primero reconocer que todo el esfuerzo y todas las horas que hemos invertido en este proyecto, han sido una apuesta con la que sin duda hemos salido ganando, porque literalmente Denim Hall nos ha dado la vida que nos faltaba, ya que esa ilusión por la que levantarte todas las mañanas llegó con este proyecto. Y segundo y sobre todo, queremos daros las gracias a todas vosotras, ya que gracias a vuestra confianza lo hemos conseguido.

 GRACIAS chicas, GRACIAS por formar parte de nuestra historia.